*Reseña El Chico de Rian James, 1930

¡El mejor caballero de Greenwich Village!

Camareros impecables en sus chaquetas rojas; golpecitos avivados de tacones ligeros; percusión staccata de castañuelas; tintineo de guitarras…

Al bajar a la zona sur de Manhattan, al corazón de Greenwich Village y sus alrededores, entramos en el corazón de la soleada España. ¡No hay nada artificial en la España que El Chico dibuja para sus clientes! Ni rastro de la comedia musical de Broadway, o de la impostada sofisticación de un decorador de interiores. El Chico es la auténtica España, transplantada en el Village.

¿Estás aburrido del pálido cielo bajo el que caminas? ¿Cansado de las chuletas, alitas de pavo y patatas de O´Brien? El Chico es el lugar que andas buscando. Aún si está cálidamente ambientado con maravillosos murales de Usabal y fotografías de toreros, destaca, por encima de todo, por su servicio y comida. Podrás admirar a una belleza española, que con ojos brillantes agita la melena a ritmo de tambores, mientras un joven camarero enfundado en un abrigo rojo te atiende con gracia suave y morena.

Prueba a saborear cada tierno y amarillento grano de su Arroz con Pollo. El ave se sirve tierna y churruscada por fuera, acompañada de arroz amarillo, todo ello regado con un sabroso jugito casero. Un manjar… ¡y qué manjar! Pero, si no tienes tanto apetito, prueba los Huevos a la Malagueña, volteados hacia arriba al más puro estilo español, servidos sobre una pequeña cacerola de barro y especiados con salsa de pimienta. ¡Nunca los vas a olvidar! De postre atrévete con los Cascos de Guayba con Queso Crema o el Flan de Huevo (te advertimos, guarda un peligroso parecido con el caramelo tostado que sueles despreciar en las salas de té). Y anímate a tomar un vaso de la afrutada y espumosa sidra española. Pero aún no hemos hecho más que empezar…

La ración de Calamares en su Tinta –con salsa oscura sobre tierno arroz blanco- roza la perfección, y el Arroz con Mariscos -pequeños crustáceos sobre granos amarillos- también es una auténtica delicia.

Durante la cena podrás disfrutar de una animada melodía del viejo Madrid, interpretada en directo por la orquesta española de El Chico. Francisco Padro te enseñará, personalmente, la guitarra que la mísmisima Raquel Meller firmó para Collada; Herera entonará alguna canción de amor sevillana; y Guanita del Sol, el artista Usabal o la aclamada bailaora La Argentina –quien degusta una pasta de guayaba mientras contempla el escenario con mirada triste-, te ofrecerán una cálida sonrisa española.

El Chico se encuentra en la calle Grove 80. Es posible llegar allí tomando el metro del West Side hasta la parada Sheridan Square Station. ¡Qué Dios te ayude si no te apeas del vagón express en la calle 14th!

EL CHICO

Calle Grove 80

Mesa de anfitrión $ 2.00

Abierto a la hora de cenar y a la salida del teatro

Precio del cubierto, después de la 9 PM entre semana $.75; sábados, domingos y festivos, $1.00

Maitre de la casa: Francisco

COPYRIGHT, 1930, POR RIAN JAMES

IMPRESO EN EEUU

PARA JOHN DAY COMPANY, INC.

http://www.archive.org/stream/dininginnewyork00jamerich/dininginnewyork00jamerich_djvu.txt

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s